jueves, 6 de diciembre de 2018

Perú, un viaje de Astronomía, Desierto y Ruinas.

Mi llegada

Ingresé a Perú por una frontera conocida como La Balza, es un río muy caudaloso en la selva peruana y que acompaña la ruta que lleva a las ciudades de San Ignacio y Jaén, las primeras en visitar el mismo día que emprendí mi camino a Chiclayo donde llegué un día después del ingreso y me esperaban mis amigos, Daniel y Liz, a quienes conocí en Riobamba.

Ya en Chiclayo, comencé a contactar a los principales representantes de la astronomía en la ciudad y fue el Sr Pedro López, del Observatorio Astronómico Cosmos con quien coordiné para realizar trabajos de divulgación. Él tiene en su haber 5 telescopios diferentes, desde refractores y reflectores, así como un “Aula Portatil” que lleva a los lugares públicos para realizar demostraciones de los planetas y hacer observar por sus equipos a todos los que se acerquen.



Por otro lado, visité el Planetario de esta ciudad, ubicado en la Universidad Alas Peruanas, es un planetario pequeño, de unos 5m de diámetro con un sistema de proyección FullDome, sin embargo, se encontraba en mantenimiento, ya que las pasadas lluvias del invierno afectaron su cúpula.


Desde Chiclayo emprendí mi camino hacia la ciudad de Trujillo, Allí la primera noche la pasé en Huanchaco, una playa donde observé un atardecer muy hermoso sobre el mar y conocí la cultura de Surf peruana al día siguiente recorriendo sus playas.



VISITANDO RUINAS

De allí, muy cerca se encontraban entonces las Ruinas de Chan Chan, un yacimiento arqueológico de las tribus pre-incas Chimús, ellos construyeron murallas y palacios en adobe o barro, convirtiéndose en la segunda ciudad de este tipo en el mundo y la única de américa, conversando con el arqueólogo del lugar supe que varios de sus palacios y como parte de la cultura Chimú, su cosmovisión se basaba en la adoración de la Luna por encima del sol.






Los Chimús podían conocer las fechas de los solsticios y equinoccios orientándose además por 3 cerros ubicados al este de la ciudad. Y los eclipses eran para ellos especiales, en los solares celebraban el triunfo de la luna sobre el sol y en los lunares consideraban que la luna había sido atacada. La nebulosa de Orión era para ellos un demonio que desde el cielo era el balance entre el bien y el mal.

Luego de mi visita a Chan Chan emprendí mi camino al centro de la ciudad de Trujillo, para conocer y atravesar la misma y a pesar de haber contactado al grupo de astronomía aficionada de la ciudad, no pudimos concretar una actividad conjunta que tenía preparada para ellos, pero no me impidió conocer el observatorio de la ciudad ubicado en la Universidad Nacional de Trujillo. El mismo luce abandonado, sin embargo el grupo de astronomía suele realizar actividades para apoyar la divulgación de las ciencias en la ciudad.

Plaza de Armas de Trujillo


Emprendí entonces mi camino a Chimbote, pero de camino, supe sobre el yacimiento de las Huacas del Sol y la Luna. Construidas por las tribus Moche, tenían dos pirámides principales con las que también adoraban a la Luna y registraban sus movimientos sobre el horizonte del Oeste durante el creciente plasmando su imagen en cerámicos. Por tiempo y logísticas no logré visitarlas pero es un lugar que me hubiera encantado conocer.

Imagenes referenciales.

En la ciudad pesquera de Chimbote, me esperaba una actividad de voluntariado donde permanecí 4 días, al terminar, una nueva ruina se encontraba en el mapa. Al no tener internet durante esos 4 días no pude tener mucha información, pero el mapa me indicaba un Observatorio Solar, así que hice dedo desde Chimbote hasta Casma y allí en la entrada de la ruta que apuntaba a Chinkallo al mediodía me encontré un Halo Solar. Buena señal...



Llegué a la ruina pasada la 1 de la tarde, al ver esa montaña en la parte alta, realmente quedé asombrado de tan imponente estructura, así que me dirigí apresuradamente al lugar de investigación a conversar con los arqueologos encargados.

 EL OBSERVATORIO SOLAR MÁS ANTIGUO DEL MUNDO**

Me encontré en primer lugar con "Las 13 Torres" Monumentos sobre una pequeña loma donde se registra el movimiento del sol a lo largo del año, orientado de norte a sur, registra la salida del sol en los solsticios y los equinoccios.


Descripción desde el museo "Max Uhle"

Por ser mediodía no pude presenciar este despunte del sol, pero justo desde donde tomé las fotografías es el lugar del Observatorio. Así que luego de explorar todo el lugar y pasar una hermosa noche estrellada espectacular (y lamentando no tener cámara fotográfica para larga exposición) al día siguiente, observé pues, como para cerca de la fecha del Solsticio de Verano en este hemisferio, el sol despunta desde la torre 13.

Sombra de las Torres y vista de la Fortaleza sobre la montaña          Sombra de las Torres hacia el Sur
Sombra de la Torre 1 hacia la Fortificación en la montaña.
  Torre 1
Torre Central y vista hacia la Fortaleza

Vista lateral de las Torres

Vista desde el observatorio hacia la montaña.

Emprendí entonces la ruta hacia la parte alta de la montaña y desde allí, no solo la vista de las imponentes murallas, sino de los anillos, circulos, portales y estructuras son impresionantes.




 


**Fé de Erratas: "Los descubrimientos hechos en Chankillo insertan a este monumento dentro de la Exclusiva y reducida lista de "Observatorios Solares más antiguos del Mundo". Por lo tanto, se puede indicar que por el periodo es el más antiguo de América y existen datos como El Observatorio GOSECK de latinoamérica, 5000 años; Portugal; Cromlech 2000años; Stonehenge; 2400años. Datos por (P. Cruz)

 
Infografía Museo Max Uhle


Y esta vista, fue la despedida del Observatorio Solar Más Antiguo del mundo un lugar al que me encantaría regresar y pasar todo un año allí... (Y ya tengo cómo hacerlo)

En mi despedida de Casma, me acerqué a otro yacimiento arqueológico, este, conocido como SECHIN fue un lugar habitado por estas tribus donde construyeron un palacio que fue descubierto para 1936, de piedra labrada, cuenta en sus muros la historia de su civilización.

  




Ahora, luego de 2 semanas en el país me dirijo a la Ciudad de Huaráz donde a más de 3000msnm me esperan nuevas aventuras astromochileras. Acá espero realizar más actividades y seguir avanzando en lo que queda de este 2018 esperando un 2019 muy productivo y dinámico.

Hasta la próxima entrada y recuerda también visitar MOCHILA ASTRONÓMICA en Facebook y @MochilaAstronómica en Instagram para más fotografías y recuerda compartir, dar like, comentar y calificar y suscribirte.

Perú, un viaje de Astronomía, Desierto y Ruinas.

Mi llegada Ingresé a Perú por una frontera conocida como La Balza, es un río muy caudaloso en la selva peruana y que acompaña la ruta q...